Dispositivos Conductores de Energía: cuándo los usaremos

El Cuerpo de Mossos d'Esquadra ha introducido los Dispositivos Conductores de Energía (DCE) como nueva herramienta policial en seguridad ciudadana.

Los DCE no sustituyen ninguna otra de las armas o herramientas de uso policial y ofrecen una herramienta progresiva entre el bastón policial y el arma de fuego reglamentaria que mejorará el uso gradual de la fuerza.

La incorporación de estos dispositivos es fruto de un análisis y debate exhaustivos y el Parlament de Catalunya avaló el uso en el 2016 y estableció la manera de utilizarla.

El uso de los DCE va ligado al de las cámaras, también denominados Dispositivos Personales de Grabación (DPG), y a la tenencia de Desfibriladores Externos Automatizados (DEA), tal como establece la normativa.
 

Hay que utilizarlos siempre bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad

¿En qué situaciones se utilizarán los Dispositivos Conductores como Energía (DCE)?

Son una herramienta más de entre las que pueden utilizar a las policías, un elemento intermedio entre el bastón policial o el arma de fuego.

  • En general se pueden utilizar en situaciones que comporten:
    • un riesgo concreto e inmediato para la vida de terceras personas o de los agentes,
    • un riesgo para la integridad física de terceras personas o de los agentes,
    • un riesgo o daños a las cosas y que puedan comportar un riesgo grave para la seguridad ciudadana.

Para graduar el uso de la fuerza y utilizarla en situaciones en que deba contenerse a las personas en circunstancias de riesgo elevado (riesgo para la vida de terceras personas o de agentes, intentos de suicidio o autolesión).


Qué hay que tener en cuenta:

  • Antes de utilizar el DCE hay que haber agotado las vías de diálogo, negociación y mediación previas.
  • Antes de utilizarlas se deberá avisar a la persona que se hará uso de la herramienta si no depone su actitud.
  • En caso de que se haga uso en una actuación policial, se tendrá que garantizar la asistencia médica a la persona sobre la cual se ha aplicado la descarga.
  • También habrá que informar a la autoridad judicial mediante la instrucción de un atestado policial.


Destacamos:

  • Siempre se tienen que utilizar siguiendo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad.
  • Sólo se pueden utilizar los DCE en caso de que se disponga de un Desfibrilador Externo Automatizado (DEA) y siempre habrá que registrar las actuaciones con los Dispositivos Personales de Grabación (de acuerdo con el protocolo previsto).

¿Cuándo NO se pueden utilizar?

Como norma general, excepto en circunstancias excepcionales en que se valore que el uso de los DCE puede evitar uno mal mayor, no se puede utlitizar en los supuestos que se detallan a continuación:

  • Con mujeres embarazadas ni con niños, siempre que esta condición sea perceptible para los agentes actuantes.
  • Con personas de edad adelantada o personas débiles de salud, siempre que esta condición sea perceptible para los agentes actuantes.
  • En establecimientos penitenciarios, salvo circunstancias excepcionales, coma ahora motines o toma|presa de rehenes.
  • No se puede utilizar como herramienta de control del orden público en manifestaciones y concentraciones.
  • Con personas que se encuentren en lugares alzados y cuando la aplicación del DCE pueda suponer un riesgo de pérdida de equilibrio.
  • Cerca de sustancias o gases inflamables.

¿Qué personas están autorizadas a utilizar los DCE?

  • Sólo las personas que habrán superado la formación podrán utilizar los DCE.
  • Además de la formación sobre los DCE, tendrán que haber recibido formación previa sobre los Dispositivos Personales de Grabación (DPG) y sobre los desfibriladores (DEA).
  • En cada comisaría la persona que podrá hacer uso será la jefe de turno, la cual es la responsable de Seguridad Ciudadana en cada turno de trabajo.
  • Determinadas unidades especializadas que dan apoyo en el ámbito de la Seguridad Ciudadana, como las Áreas Regionales de Recursos Operativos (ARRO).

Uso de la herramienta ligada a las cámaras y a los desfibriladores

El uso de los DCE va ligada al uso de la cámara (DPG) y a tener DEA (Desfibriladores Externos Automatizados).

  • Dispositivos personales de grabación (DPG)
    • Las características técnicas y el uso de los Dispositivos Personales de Grabación las autoriza y valida la Comisión de Control de los Dispositivos de Videovigilancia de Cataluña (CCDVC).
    • Las cámaras que llevará la PG-ME permiten registrar la actuación cuando se utilicen los DCE.
    • El uso de los dispositivos personales de grabación también esta regulada por una instrucción. Puede consultar más información en la sección de esta web sobre Datos Personales.

 

  • Desfibriladores Externos Automatizados (DEA)
    • La normativa sólo permite utilizar el DCE siempre que se cuente con un DEA.
    • Las personas que pueden hacer uso de los DCE llevarán un DEA, para que lo puedan utilizar en caso se requiera.
 
 

Implantación de la nueva herramienta

  • Calendario de implantación:

El uso del DCE se irá implantando de manera progresiva a las diferentes regiones policiales y a los servicios centrales.

Este mes de junio de 2018 se ha iniciado una prueba piloto en la Región Policial de Girona, en las comisarías de Girona, Blanes y Figueres y en el Área Regional de Recursos Operativos de Girona.

Si el resultado es satisfactorio durante los próximos meses se implantará de forma progresiva en todo el territorio.

  • Donde habrá DCE:

Se prevé que habrá un dispositivo en cada una de las comisarías de los Mossos D'Esquadra.

Hay que recordar que el uso de esta herramienta policial va ligada al uso de la cámara (DPG) y a tener DEA (Desfibriladores Externos Automatizados).

¿Cómo son y qué efectos tiene?

  • El modelo adquirido porla PG-ME es la Taser X2, con dos cartuchos de un solo uso.
  • Transmite pulsos eléctricos de alto voltaje y bajo amperaje y corta duración que afectan al funcionamiento de las capacidades motores del organismo de forma temporal.
  • Se ha programado para que la duración sea de 5 segundos como máximo.
  • Hay que remarcar que no produce descargas eléctricas, sino pulsos que paralizan de forma temporal el sistema motor. Cuando acaba la descarga, la persona recupera gradualmente el control muscular de su cuerpo.

 

Qué no son:

  • No está catalogada como arma de fuego, ya que los proyectiles tipos sondas que proyecta están impulsados por nitrógeno comprimido.
  • No deben confundirse con las defensas eléctricas, que utilizan otras intensidades de energía.
  • Los DCE no son ninguna alternativa ni sustituyen las armas de fuego.
  
Vídeo explicativo (subtítulos en catalán):

 

DCE adquirido por la PG-ME

Trazabilidad

 

Los DCE permiten la trazabilidad y control posterior de su uso:

  • Número de serie único para dispositivos y cartuchos.
  • Los datos que se almacenan son muy detallados y se puede llegar a registrar más de 20.000 acciones, entre las cuales:
    • Cuando se dispara.
    • Cuándo se pone o quita el fiador.
    • Cartucho utilizado.
    • Temperatura ambiente.
    • Cambio de la batería.
    • Conexión al programa de datos.
    • Descarga de los datos.
  • Estos datos registrados no se pueden manipular.
  • Cada cartucho utilizado expulsa un minúsculo confeti (FDIS) que señala la posición del tirador y en la cual ha registrado el número de serie.

Paralelamente, hace falta recordar que cada vez que se haga uso de los DCE, debe grabarse la actuación con el Dispositivo Personal de Grabación que el agente llevará incorporado al chaleco en su uniformidad.

Asimismo, la PG-ME informará a la autoridad judicial mediante la instrucción de un atestado policial.

 
 

 

Formación recibida

La normativa prevé que la persona que haga uso de los DCE tiene que haber recibido formación previa sobre el uso de los DCE, de las cámaras de grabación y de los desfibriladores (DEA).

La Escuela de Policía de Cataluña del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC) va impartido formación sobre el uso de los Dispositivos Conductores de Energía (DCE), de las cámaras, y de los desfibriladores (DEA) además de 1.600 mossos desde septiembre de 2017.

La formación continuada incluye conocimientos teóricos sobre los procedimientos de trabajo y las normas deontológicas, aspectos prácticos como la manipulación, el mantenimiento y la correcta utilización de las herramientas o el uso del desfibrilador externo automático.

A finales de junio se prevé que la formación habrá finalizado.

Análisis realizado para su introducción

La introducción de este nuevo instrumento para hacer frente a las nuevas demandas de seguridad ha sido fuente de análisis interno y externo exhaustivo y de un debate profundo que se ha alargado durante más de 4 años.

El Cuerpo de Mossos d'Esquadra hace cuatro años que estudia y trabaja estos dispositivos con el objetivo de cubrir las necesidades operativas surgidas los últimos años y de actualización de herramientas más efectivas y el menos lesivas con el fin de poder servir y proteger la ciudadanía de la forma más efectiva posible.

En 2015, la Dirección General de la Policía hizo reuniones con organismos y entidades públicas que defienden el con respecto a los derechos de la ciudadanía para aportarles la información relacionada con los dispositivos con el fin de aclarar dudas y aportar sugerencias.

En cumplimiento de la recomendación del Consejo de Europa, antes de la incorporación de los DCE en los cuerpos policiales, se realizó un intenso y exhaustivo debate en sede parlamentaria.

Así, en marzo de 2016, a propuesta del Consejero de Interior, se creó el Grupo de Trabajo sobre la Utilización por la Policía de los DCE dentro de la Comisión parlamentaria de Interior. Su tarea fue principalmente el estudio del uso de esta herramienta y las conclusiones a las cuales llegaron quedaron reflejadas en el informe de resolución en julio de 2016 (266-00001/11), el cual concluyó que se podía utilizar los DCE por parte de los cuerpos policiales de Cataluña y marcó la manera en que se tenían que implementar:

  • quién los podía utilizar,
  • en qué casos,
  • con qué garantías,
  • con qué limitaciones
  • y bajo qué principios.

Normativa interna

 

La Instrucción 4/2018, de 16 de abril de 2018, sobre la regulación de los dispositivos conductores de energía por parte de los miembros de la Policía de la Generalitat – Mossos d'Esquadra (PG-ME), es la normativa interna que regula quien|quién y cuando|cuándo puede utilizar estas herramientas así como la supervisión y el control de trazabilidad una vez se utilizan.
 
 

Normativa

Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el cual se aprueba el Reglamento de armas.